Música 

Pensar es un arte...

Es como una droga. Abre el estuche lentamente y percibe el aroma de la brea. Toma el arco y descubre el violín. Con algo de paciencia afina, pasa el arco por cada cuerda y toca escalas con blancas. Luego son negras.

Dicen que la repetición es el mejor amigo de un músico. ¿No te sale? Repite. ¿Estás desafinado? Repite. Siempre están repitiendo, practicando, afinanado y ensayando. Reciben grandes frutos, pero a veces no es suficiente, el talento juega gran parte del papel.

El recital tendría lugar dentro de dos semanas, así que colocó el violín sobre su hombro y la primera nota empezó a sonar. Eran notas exquisitas, sus dedos se movian de forma automática… Los expertos lo llamarían «memoria muscular». No había notas discordantes, el tempo iba a tempo, su recital tenía que ser perfecto. Había pasión.

Entonces abrió los ojos y se dio cuenta de la hora… Cinco…

Ver la entrada original 9 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s